La crisis del Covid-19: las tendencias tecnológicas y los cambios recientes

La pandemia del Covid-19 ha afectado al mundo entero, incluidos los países, las firmas y los individuos. Los traumas causados por las pérdidas de vida, los problemas derivados de estar encerrados en las casas, el desempleo total o parcial, y los resultados financieros negativos de las empresas y los hogares han hecho que la humanidad entera entrara en crisis. 

Varios factores han incidido en el hecho de que esta crisis durara más que las anteriores. El Covid-19 ha tenido un impacto significativo, o su pico, en diferentes países y regiones en diferentes momentos, prolongando su efecto global. No existe todavía una cura contra este virus. El tiempo que se requiere para producir, y luego distribuir, una vacuna eficiente y segura es bastante largo. Además, este virus no se ha hecho menos contagioso o letal, en un lapso relativamente breve, como muchos esperaban que fuera el caso.

Mientras escribo estas líneas, es difícil prever cuándo podría llegar a su fin esta crisis, a pesar de que varios países y empresas hayan iniciado el proceso de producción y distribución de la vacuna. Desde el inicio de 2020 cuando empezó a diseminarse este virus por el mundo, se han hecho evidentes algunos cambios en la forma de vivir de la gente y de hacer negocios de las empresas. No es fácil predecir cuáles de estos cambios serán permanentes. Es igual de difícil pronosticar hacia dónde van a evolucionar estos cambios y el mundo.

No obstante, voy a intentar enumerar y elaborar sobre algunos acontecimientos, cambios y tendencias que tienen un impacto en las tecnologías existentes, en las empresas de tecnología grandes y las recién establecidas, y en el mundo de inversión de tecnología en etapas tempranas:

  • Las tendencias de trabajar a distancia,
  • Las herramientas de los desarrolladores de software,
  • Los sectores de contacto humano físico,
  • Robotización,
  • Digitalización, negocios en línea y el comercio electrónico,
  • Los efectos fortalecedores y trastornadores de las tendencias como los datos masivos, la internet de las cosas, la tecnología 5G, la inteligencia artificial y la computación cuántica,
  • Las dimensiones políticas, legales, éticas y de otra índole de todo esto.

Tendencias de trabajar a distancia

Entre estos temas, uno de los más mencionados hoy día es la tendencia de trabajar a distancia o remotamente, conocida como “teletrabajo”. El uso de las herramientas de teleconferencia y otras formas de comunicación y de trabajo en equipo se ha incrementado significativamente durante la época del Covid-19. Puede haber un retroceso parcial hacia el modo físico una vez que se acabe esta crisis, pero es de esperar que esta tendencia continúe a largo plazo.

Trabajar a distancia es una tendencia que ha existido desde hace mucho tiempo, que se ha hecho más común y popular cada día, y que se ha diseminado de forma creciente. La pandemia solamente aceleró esta tendencia. Un resultado de esta aceleración y popularidad puede ser que la transformación suceda más rápidamente y hacia herramientas más eficientes y experiencias de usuario más enriquecidas mediante nuevos emprendimientos y avances en tecnologías como la realidad aumentada y el holograma.  

Herramientas de los desarrolladores de software

Las herramientas de desarrollo de software y de otras tecnologías (“developer tools” o “maker tools” en inglés) facilitan el trabajo en equipo a distancia. Estos instrumentos también llevan a cabo labores más rutinarias de los profesionales de áreas tecnológicas como el software y el diseño. Un ejemplo son las herramientas “low code” o “no code”, mediante las cuales se puede producir aplicaciones escribiendo poco código o sin tener que programar. De esta forma, estos profesionales pueden concentrarse en labores de mayor valor agregado y, por ende, trabajar más eficientemente. Estos profesionales ya buscaban la forma de ser más productivos y trabajar en equipo a distancia de modo más eficiente, incluso mucho antes de que empezara el problema del Covid-19.

Los acontecimientos y las tendencias recientes han tenido un impacto positivo en este sector, y han acelerado su tasa de crecimiento. De continuar así, la experiencia de usuario de estas herramientas se mejoraría rápidamente, y su uso dejaría de ser un privilegio para los ingenieros y diseñadores y llegaría a ser suficientemente fácil para las mayorías.

Contacto humano     

Por otro lado, los sectores que incluyen “contacto humano físico” están entre los que se han perjudicado más durante la crisis. Los primeros que vienen a la mente son las líneas aéreas y el sector de turismo, hotelería y gastronomía. Airbnb es un ejemplo ilustrativo entre las empresas de la nueva economía.

No obstante, se puede arriesgar a decir que este revés será temporal. Este sector y sus firmas van adoptando diferentes métodos y tecnologías a sus formas de hacer negocios y a sus procedimientos. Un buen ejemplo es el registro automático (“automated checkout” en inglés) de las compras en los supermercados, el cual permite al comprador evitar filas en la caja. También veremos emprendimientos que introduzcan distintas novedades de distanciamiento social e higiene.

Robotización

Relacionado con los sectores que incluyen el contacto humano, o mejor dicho la tendencia de “sin contacto” o “sin contacto físico” (“no-touch” en inglés), se observa un aceleramiento en la robotización de ciertos sectores. El uso de los robots se ha diseminado en los últimos años, especialmente en el sector manufacturero. Se han dado los primeros pasos del uso de robots en los asilos de ancianos, los centros de vida asistida y en algunos hospitales. Este interés por los robots se ha incrementado significativamente en todo el mundo durante la crisis del Covid-19. Se nota un aumento en la demanda por los robots en países desarrollados como los Estados Unidos y Japón.  

Digitalización, negocios en línea y el comercio electrónico

Otro segmento que se destaca durante la crisis son los negocios en línea y el comercio electrónico. Amazon y las empresas de comercio electrónico globales y locales han crecido desde los años noventa hasta hoy, especialmente gracias a los bienes y servicios que no requieren ser consumidos inmediatamente, como los libros y las prendas de vestir. Este sector se ha destacado también durante la época del Covid-19.

Sin embargo, el segmento del cual se habla y se va a hablar durante y después de la crisis son los productos y servicios que se requieren consumir inmediatamente, como el sector alimenticio y el del transporte. Estos últimos iniciaron su digitalización en la última década, liderados por Uber. Las cadenas de supermercados han experimentado un visible aumento en sus ventas en línea durante la pandemia. Aunque los restaurantes se han afectado en esta crisis, muchos han intentado paliar los efectos negativos mediante pedidos en línea y entregas a domicilio. Las empresas de transporte se han perjudicado seriamente también.

Veremos cómo estos sectores evolucionarán luego de esta crisis en el mundo nuevo de “distanciamiento social” y “sin contacto”, y observaremos cuáles empresas se destacarán.

Factores fortalecedores y trastornadores    

Estos cinco temas son solamente algunos ejemplos ilustrativos entre una gran cantidad de acontecimientos. Estas tendencias causarán cambios significativos en nuestras vidas. Cada una es de una dimensión suficientemente grande para prestarse como tema de tesis o libro. El limitado espacio de este sitio no permite un análisis profundo y detallado. No obstante, es menester enfatizar varias corrientes y tecnologías que podrían ser fortalecedores, y en algunos casos transformadores o trastornadores, para estas tendencias.

Los datos masivos, la internet de las cosas, el 5G, la inteligencia artificial y la computación cuántica son algunos de estos reforzadores que conciernen, impactan y darán ímpetu a las tendencias que hemos mencionado en este artículo.

Ha habido un aumento significativo en la cantidad de datos que existe gracias a la internet y a la computación en la nube. La internet de las cosas, a medida que se disemine más, aumentará su efecto vigorizador en un futuro cercano. El uso y la distribución masivos de la tecnología 5G pronto serán otro factor de peso. La inteligencia artificial, especialmente gracias a los avances en el aprendizaje de máquinas y la visión computacional, ya ha sobrepasado la capacidad humana en algunos campos desde 2017.

Los científicos y las empresas pioneros están registrando avances importantes en el campo de la computación cuántica. Se espera un punto de inflexión en este último campo en un futuro cercano, parecido al que se vivió en la inteligencia artificial alrededor de 2017. Cuando la computación cuántica se una a los demás fortalecedores, catalizará el impacto de las tecnologías de la información y comunicación. Esto causará cambios, avances y trastornos, difíciles de prever con precisión en este momento, en muchas áreas de nuestras vidas como por ejemplo en el sector salud.

Dimensiones políticas, legales y éticas

Hay otras dimensiones en estos acontecimientos que merecen nuestra atención y preparación.  Los aspectos políticos, legales y éticos encabezan la lista. Es menester para los estados, gobiernos y legisladores cooperar con otros entes, legislar leyes, establecer reglas y revisar todas las instituciones, incluidas las educativas y las de salud. Adaptación y transformación de los países, las empresas, los individuos, los padres y los jóvenes a este nuevo ambiente es de importancia vital. A todos nosotros nos esperan grades oportunidades y amenazas en este proceso.

Un resultado de estas interacciones será el impacto que tendrán las medidas de los estados y las tecnologías sobre las economías y diferentes sectores. Este tipo de acontecimientos siempre causó cambios importantes y el surgimiento de nuevos sectores en el pasado.

Por ejemplo, las reglas reforzadas de ofertas públicas dieron un ímpetu importante a las inversiones de capital de riesgo después de que estalló la burbuja de la internet hace dos décadas. Las medidas de seguridad y limitaciones de viajes aceleraron el crecimiento del sector de subcontratación luego del 11 de setiembre del 2001. Las regulaciones bancarias, establecidas debido a la crisis económica global del 2008, fomentaron el desarrollo del sector “fintech”.

De igual forma, se nota el impacto de las restricciones y las regulaciones, establecidas y reforzadas durante la crisis del Covid-19, sobre el contacto humano. En este entorno y por estos factores, se incrementará la importancia de las tecnologías y las soluciones que permiten vivir experiencias sin contacto físico. A su vez, se destacarán tendencias como la automatización, el flujo de datos, la trazabilidad de un evento o un dato (“traceability” en inglés) y la transparencia.

Nota: Sería ético citar la fuente si se va a usar una parte o la totalidad de este artículo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s